Al llegar la época estival, y en especial en los meses en los que el mercurio alcanza sus cotas altas, la mayoría de la gente se preocupa de proveer a sus perros y gatos con una zona fresquita en la que poderse resguardar. ¡¡Pero no nos olvidemos de nuestros peces!! El hecho de que estén en un entorno acuático no significa que estén a salvo de la subida brusca de temperaturas.
Pero, ¿qué pasa si sube demasiado la temperatura del acuario?, ¿cómo enfriar el agua del acuario sin tener que recurrir a una gran inversión de dinero? Para todo hay soluciones y explicaciones. Te las damos ya mismo:

El calor puede convertirse en un problema, en especial si se prolonga durante varios días.
Estate atento porque, si el termómetro sube de los 30 ºC, la cantidad de oxígeno tiende a disminuir.
Si tienes un buen sistema de filtrado del agua, esto no tiene por qué ser un problema. Sin embargo, no está de más incrementar la aireación para asegurarte de que los niveles de oxígeno en el acuario son los necesarios. Además, deberás aumentar la frecuencia de los cambios de agua, con agua que esté un grado o dos más fría que la que tengas en el acuario. Eso ayudará a mantener la temperatura del agua estable y renovar el oxígeno.

Acuario en oficina protegido de la luz con cortinas abatibles

 

 

¿Por qué aumenta la temperatura del acuario?

Hay un factor que, evidentemente, no podemos controlar, y no es otro que el tiempo atmosférico. En verano las temperaturas suben de forma generalizada y contra esto no podemos hacer nada. Pero sí que hay una serie de causas que contribuyen a que, si ya de por sí la temperatura es alta, aún se acentúe más. Y de estas causas queremos hablar, puesto que son las que podemos y debemos controlar antes de que se produzca la subida de grados tan temida en verano:

  • La localización del acuario: lógicamente, un acuario que esté en una zona soleada o cerca de una ventana va a ser más propenso al sobrecalentamiento que uno que se sitúe en una zona sombría o fresca.

  • El tipo de iluminación utilizada: especialmente en los modelos de acuario pequeños, ocurre que todavía se utiliza un tipo de luz a través de bombillas incandescentes que contribuyen a calentar el agua de forma considerable. La mejor iluminación es la LED, pero aún así todo tipo de lámpara que instalemos sobre el acuario va a subir unos grados la temperatura del agua, en especial al cabo del día.

  • Los cambios de agua tienen un impacto directo sobre la temperatura del agua, dependiendo de la capacidad del acuario.

  • Utilizar un equipamiento defectuoso: no será la primera vez que un calentador se estropea justo en período de verano o vacaciones, convirtiendo el acuario en un infierno o en la Antártida. Hay que revisar con frecuencia el estado de todos los componentes del acuario para no llevarnos sorpresas. Ten a mano un controlador de temperatura siempre, es vital, sea como sea de grande tu acuario. Muchas veces no nos damos cuenta de la gravedad del problema hasta que fallece alguno de nuestros queridos peces. El modelo de controlador T Twin de Aquamedic es una solución genial para controlar tanto calor como frío.


    Controlador T Twin de Aquamedic con pantalla digital

  • Añadir nuevos peces al tanque puede hacer subir la temperatura, ya que al aclimatarlos vertemos parte del agua que hemos utilizado en el tránsito desde la tienda hasta el acuario, y este agua puede hacer subir la temperatura considerablemente. Tenemos una completa guía de aclimatación para que puedas seguirla y aclimatar a tus peces sin problema.

  • No conocer bien la procedencia y necesidades de cada especie puede ocasionar que les proporcionemos unas condiciones de temperatura no acordes. Porque no es lo mismo introducir un pez tropical, que un pez de arrecife, que aquel que sea de agua fría.

  • La época de cría: las condiciones requeridas por los peces cuando se encuentran en época reproductiva varían según la especie, necesitando una temperatura distinta.

 

¿Qué temperatura necesita cada tipo de acuario?

Para poder mantener equilibrado el rango de temperaturas de nuestro acuario, primeramente hemos de conocer cuál es la temperatura idónea para cada tipo de acuario. Enumeramos algunos de los más frecuentes:

  • La temperatura en un acuario de neones debe situarse en un intervalo entre los 22 y 26 ºC, puesto que son peces provenientes de aguas cálidas.

  • La temperatura para un acuario de guppys ha de situarse entre los 22 y 26 ºC. Suele vivir en aguas cálidas y algo salobres.

  • Si tu acuario es de escalares, la temperatura ideal para ellos está entre los 24 y 28 ºC, puesto que son peces de aguas tropicales.

  • La temperatura ideal para un acuario marino fluctúa entre los 23 y 25 ºC, aunque algunos expertos consideran mejor un intervalo de 23 a 28 ºC, dependiendo de los ejemplares que tengamos, especialmente si se trata de un acuario de arrecife. Hay corales que habitan en zonas más cálidas, con lo que pueden necesitar una temperatura de entre 28 y 30 ºC o quizás incluso más.

  • En un acuario plantado, la temperatura necesaria fluctúa entre los 22 y 26 ºC, suficiente para que prospere la mayor variedad de plantas. Esto dependerá de si introducimos algún ejemplar que necesite unas condiciones más extremas.

 Acuario en zona de sombra en habitación

Ya conocemos los principales factores a tener en cuenta para prever un aumento en la temperatura de nuestro acuario, así como la temperatura ideal de los acuarios más frecuentes.
Pero, ¿qué debemos hacer en caso de que el termómetro empiece a subir por encima del intervalo límite?

 


¿Cómo enfriar el agua del acuario?

Primero vamos con las soluciones más económicas para enfriar el agua del acuario, o mejor dicho, para prevenir que ésta se sobrecaliente. Hay veces que solo vemos la solución comprando, y no tiene por qué ser siempre la mejor solución.

  • ¿Tienes el acuario cerca de una ventana o en una zona muy calurosa? Considera el moverlo a la zona más fresca de la casa o, si no puedes porque es un acuario grande, coloca unas cortinas o algún elemento que aisle las altas temperaturas. Mucho mejor si no hay una puerta cerca que esté abriéndose y cerrándose continuamente: esto provocará cambios de temperatura constantes y nada buenos. La luz solar no debe dar directamente en el acuario. Mantén la zona lo más fresca posible con ayuda de un aire acondicionado.

  • Puede ser que el sistema de iluminación que utilices no sea el más adecuado. Asegúrate de cambiar esas bombillas incandescentes obsoletas y sobretodo, sea cual sea tu sistema de iluminación, lo mejor es que puedas programarlo para tener el control de las horas de luz necesarias que estás proporcionando a tu acuario. Ten apagadas las lámparas el tiempo que sea necesario o baja la potencia de luz suministrada. 

  • Haz cambios de agua parciales asegurándote de que la temperatura del agua añadida está en consonancia con la que ya tenía el acuario. De esta forma evitas sobrecalentamiento y oxigenas el acuario.

  • Chequea el estado de tu calentador y termómetro, para no llevarte sorpresas. Nunca te fíes, por muy nuevo que sea el dispositivo. Si no tienes termómetro, considera el adquirir uno, sea cual sea el tamaño de tu acuario. Un termómetro que solemos recomendar es el de la marca Aquamedic, con doble pantalla indicadora de LCD.
    Ver precio e info sobre este termómetro

  • Si tu acuario dispone de tapa o cubierta, una buena forma de que no se acumule el calor es retirarlas, siempre vigilando que los peces no salten fuera. Ten en cuenta que, cuanto más movimiento de agua haya en la superficie del acuario, ésta se enfría transfiriendo el calor disipado a la habitación en la que esté el acuario. Por lo que, aunque el agua dentro del acuario se enfríe, la temperatura fuera de él subirá. Hemos de ayudar a que el acuario pueda disipar este calor.

  • ¿Tienes un refrigerador colocado muy cerca del acuario? Sepáralo para que el calor que disipa el refrigerador al funcionar no contribuya a aumentar la temperatura del acuario.

 

Como puedes ver, hay más factores de los que creemos que pueden ayudarnos a prevenir una subida de temperaturas indeseadas.
No obstante, si aún con todos estos consejos no logras poner a raya el nivel de temperatura en el acuario, siempre te quedan las soluciones infalibles:

  • Ventiladores para acuario: se instalan en el borde superior del acuario y ayudan a disipar el calor producido por el movimiento del agua y su evaporación. Ten en cuenta que, al evaporarse el agua, el nivel del acuario bajará, por lo que deberás rellenarlo para mantenerlo equilibrado.
    Existen ventiladores para acuarios de todos los tamaños, pero los que más recomendamos en Aquaria son los ventiladores Cool Breeze de GroTech, por su potencia y sus diferentes modelos: puedes elegir entre un ventilador de 2 a 8 módulos, dependiendo de la longitud de tu acuario
    Además, si tu acuario es de pequeñas dimensiones, existen los ventiladores para nano acuarios Cooling Fan que se colocan en el borde exterior del acuario y captan aire para expulsarlo por la zona superior del mismo. Muy prácticos y con una buena relación calidad-precio.

  • En el caso de que tengas un acuario de grandes dimensiones, sobretodo si es marino, la mejor solución es invertir en un buen refrigerador que baje la temperatura del agua de forma directa.
    Un enfriador o refrigerador es similar a un aparato de aire acondicionado, en el que se comprime el gas para enfriar la temperatura del agua del acuario. Un intercambiador de calor, junto con el gas, separa el calor del agua, transporta el calor a un radiador, y lo libera de la cámara frigorífica con un ventilador. Considera esta solución, especialmente si resides en una zona muy calurosa. A la larga te evitarás muchos sustos y problemas. Para elegir el tamaño adecuado de refrigerador, necesitas saber la capacidad de tu acuario y cuántos grados deseas bajar la temperatura. Puedes ver todos nuestros refrigeradores o enfriadores para acuario en nuestra tienda online.


    Así es cómo funciona un refrigerador para acuario

Finalmente, como sabemos que Google siempre da soluciones erróneas, pero muy tentadoras, vamos a darte una serie de consejos que NO debes llevar a cabo para enfriar tu acuario.

¿Qué NO HACER NUNCA para enfriar el agua del acuario?

  • No hacer cambio de agua con agua fría ni rellenar con agua fría directamente el acuario. El cambio de temperatura será tan brusco que los peces se estresarán irremediablemente pudiendo llegar incluso a fallecer.

  • No meter cubitos de hielo o botellas heladas al acuario bajo ningún concepto. Si hacer cambio de agua con agua fría provoca un shock en tus peces, imagínate si el agua que introduces está helada. El shock será el doble de fuerte. Además, cuando los cubitos comiencen a derretirse, los peces pueden intentar comerlos, produciéndoles múltiples daños e infecciones.

  • No intentes fabricar un refrigerador casero, ya que puedes terminar perjudicando el buen funcionamiento de los componentes del acuario. Si estás pensando en adoptar una solución que no pase por tener que comprar uno de esos caros enfriadores, lo mejor es que nos consultes y te ayudaremos a dar con una solución asequible y de calidad.

Como puedes ver, hay muchas formas de prevenir un aumento de temperatura en el acuario, soluciones económicas antes de tener que recurrir a un refrigerador.
Lo más importante antes de eso es, como siempre decimos, prevenir esa subida de temperatura. Estar preparado para que no sean los peces enfermos, corales débiles o plantas mustias los indicadores de que algo en tu acuario funciona mal con la temperatura.
Monitoriza constantemente la temperatura de tu acuario para poner solución antes de que se produzca un problema real.
En Aquaria te ayudamos a tenerlo todo previsto: tenemos una completa sección de control de temperatura en nuestra tienda online.


Ver el precio de estos ventiladoresVer precios de nuestros refrigeradores para acuario