De todos los tipos de acuarios que se pueden disfrutar en acuariofilia, sin duda unos de los más agradecidos y sencillos de mantener son los gambarios. Si estás pensando en montarte un nuevo gambario, estos son los materiales y procedimiento que necesitas.

10 razones para montar un acuario de gambas de agua dulce 

Además de la ya mencionada facilidad para su cuidado y mantenimiento, estos son algunos de los motivos por los que te animamos a comenzar tu nuevo gambario:

  1. Porque siempre es muy beneficioso comenzar una nueva etapa, un nuevo hobbie que te distraiga de tus problemas cotidianos. Cuidar de tus pequeñas gambas será toda una experiencia y además un bonito gambario será un plus de decoración y naturaleza en tu hogar.

  2.  Las gambas de agua dulce son un tipo de animal que no necesita demasiados cuidados como otro tipo de mascotas, no ensucian y además es muy relajante ver cómo se comportan dentro de su mini-ecosistema.
  3. Tanto si tienes un apartamento pequeño como si tu salón es gigante, un acuario de gambas puede adaptarse a cualquier rincón. Los hay de múltiples tamaños. Los nano acuarios para gambas son muy solicitados.
    Algunos tipos de acuarios para gambario
  4. Desarrolla tu creatividad eligiendo el tipo de sustrato, rocas, decoración, plantas en el caso de que lo quieras plantado. Es un proceso de diseño que se puede prolongar en el tiempo todo lo que tú quieras.

  5. Aprenderás mucho observando tu gambario y cuidando de él. Éste es quizá el motivo más importante: pide a tus hijos que te ayuden y se fijen en cómo se desarrollan poco a poco las gambas.

  6. Es beneficioso para la salud: el solo hecho de ver a tus pequeñas gambas neocaridinas, caridinas o la especie que elijas, es relajante. Siéntate y disfruta del espectáculo.

  7. Es un tipo de afición que está muy extendida, y de la que siempre puedes ir aprendidendo nuevas técnicas y cuidados gracias a la información de foros, webs, y blogs como el nuestro, donde te asesoramos a diario.

  8. Instalar y cuidar de tu gambario es más económico que otro tipo de acuarios convencionales. Además, tus pequeñas bambas no necesitarán de cuidados extra como puede ser un veterinario, comida demasiado cara o accesorios como ocurre con otro tipo de animales.

  9. Puedes iniciar a tus hijos, familiares y amigos en el cuidado de estos animales tan simpáticos. Seguro disfrutan, y es una forma más de pasar buenos ratos aprendiendo en familia.

  10. Mantén tu gambario al día y no te preocupes de nada más. Es una forma muy cómoda de tener tus pequeños acompañantes bien cuidados sin necesidad de tener más preocupación que la de mantener los parámetros de agua, limpieza y comida a raya.

 

 

¿Qué materiales necesito? ¿Es mejor acuario plantado o sin plantas?

Las gambas de agua dulce necesitan de un acuario específico para ellas, así como una serie de accesorios que mantengan el agua en las condiciones propicias.
Estos son los materiales y productos necesarios para un gambario:

  • Elige el tamaño del acuario o tanque: con un acuario de pequeña capacidad tendrás más que suficiente. Hay nano acuarios para gambas desde los 10 a los 40 litros. 

  • Un filtro para el agua que cuente con esponja, para que las pequeñas gambas no resulten dañadas, ya que tienden a ponerse encima del filtro para absorber los pequeños microorganismos que en él se crean.

  • La temperatura del agua ha de estar entre 18 y 22ºC, por lo que es conveniente poner un calentador que pueda mantener el agua en esos intervalos, sobretodo si el gambario se instala en un sitio cuya temperatura ambiente sea menor, por ejemplo en invierno. En verano es muy importante colocar un ventilador, para que el agua no suba de temperatura. El aumento de temperatura afecta considerablemente a las gambas.

  • El sustrato, (grava o arenas), que utilices debe ser del color adecuado. Esto quiere decir que, si por ejemplo vas a introducir gambas neocaridinas de colores vivos, lo mejor será utilizar un sustrato oscuro. Si tienes gambas de colores claros o grisáceos, un sustrato de color claro será suficiente.

  • Test para medir los parámetros del agua: existen prácticos kits de test de agua dulce, que miden el nivel de pH, amoníaco, nitrato, nitrito, cobre, dureza del agua, carbonatos, y otros elementos presentes en el agua del gambario. Es quien nos dice cómo se encuentra el acuario, si las condiciones son favorables o no para que ningún animal o planta resulte perjudicado y se mantenga todo en equilibrio.
  • Si quieres que tu gambario sea plantado, es decir, además de gambas quieres poner plantas naturales, deberás saber que a las gambas les encanta alimentarse de pequeñas algas, por lo que ayudan a la limpieza del acuario, y además la presencia de plantas naturales ayuda a la vida en el acuario ya que lo proveen de oxígeno de una forma natural.

  • El tipo de gambas que quieras poner depende de ti: puedes poblar tu gambario con neocaridinas de diferentes colores, caridinas o también con gambas cristal. Antes de elegir unas u otras, consulta con los especialistas, ya que cada especie precisa de unos parámetros de agua y condiciones diferentes.

  • Por último, y no menos importante, has de nutrir a tus gambas. El tipo de comida más recomendable son los pellets especiales para invertebrados. Suelen ser alimentos hechos a base de algas.

 

Ya sabes qué materiales necesitarás para comenzar a montar tu gambario. Ahora explicaremos paso a paso cada fase, para que sepas en qué orden aplicar cada elemento:

 

Cómo colocar el sustrato: limpieza del gambario

Para gambarios de agua dulce, se debe utilizar siempre un tipo de sustrato neutro, que no contenga ningún tipo de aditivo, colorante u otro elemento que pueda perjudicar a la composición del agua.
Dependiendo del sustrato utilizado, lo mejor es enjuagarlo con agua corriente antes de utilizarlo.
En Aquaria solemos recomendar los sustratos HELP, formulados de manera que no alteran la composición del agua y tienen nutrientes para las gambas. Los que requieren un lavado más exhaustivo son los sustratos de grava.
Deberás introducir al menos 3 cm de grosor de grava en el fondo del acuario.
Las gambas disfrutan excavando en busca de comida y compartiendo con sus semejantes en zonas abiertas, por lo que recomendamos que dejes un espacio libre de plantas y rocas en el frente del gambario, para que así acudan cuando les eches de comer y puedas tenerlas controladas.
Si vas a instalar un tipo de gambario de aquascaping, lo mejor es que hagas diferentes alturas, con rocas sobre las que puedan crecer plantas tapizantes. A las gambas les encantará moverse por sus recovecos y buscar alimento.

Gambario con sustrato tipo grava de color oscuro para resaltar los colores de las gambas

 

Hora de llenar el acuario gambario de agua dulce

Una vez tengas el sustrato y posibles rocas y/o ramas todo colocado y limpio dentro del tanque, es hora de comenzar a llenarlo con agua dulce.
Puedes utilizar un cubo o una manguera para ello. En esta fase es muy importante que analices los parámetros del agua, para ver si tiene el nivel de pH correcto o si será necesario posteriormente añadir algún tipo de carga al filtro para poder suavizar la dureza del agua.
Es conveniente que añadas anticloro al agua antes de llenar el acuario, ya que las gambas son muy sensibles al cloro y la clorina que contiene el agua corriente. Este anticloro deberás utilizarlo cada vez que hagas cambio de agua. Existen productos indicados para ello de múltiples marcas.

Acondicionador para agua dulce de ADA 

 

Instalación del filtro: tipos de filtros para gambarios

Aparte de su función purificadora del agua, un filtro de acuario también crea un flujo constante de agua que imita al del entorno natural. Los mejores filtros son aquellos que realizan el filtrado de forma mecánica y biológica. Algunos acuaristas utilizan filtros con esponja, porque son más sencillos de mantener y menos costosos económicamente que otros tipos de filtros. Además, con los filtros de esponja las gambas no corren peligro de ser succionadas o dañadas a causa de la corriente de agua.
Los filtros de mochila, que se cuelgan en el borde del cristal del acuario, ofrecen un filtrado más completo en tres fases: mecánica, biológica y química.
Todos ellos son aptos para filtrar el agua del gambario, pero tendrás que tener en cuenta los litros de capacidad para poder elegir un filtro de mayor o menor flujo de agua.

Antes de montar el filtro, asegúrate de limpiarlo bien en agua dulce. Las pequeñas gambas son muy sensibles a posibles restos o partículas que hayan quedado adheridas al filtro con motivo de su fabricación, por lo que se ha de enjuagar muy bien.
Conecta el filtro y coloca los extremos de salida y entrada, (dependiendo del modelo elegido). El tubo de succión, (el de entrada), deberá contar con una esponja, por el motivo que hemos mencionado. Esta esponja se llenará de residuos, por lo que deberás limpiarla una vez por semana. Ten esto en cuenta.

Tipos de filtros para gambario: filtro de esponja y filtro mochila

 

 

¿Qué tipo de iluminación es la mejor para que convivan gambas y plantas?

Dependiendo del tamaño de gambario y de sus habitantes, (si es o no plantado), será necesario instalar un tipo u otro de iluminación.
La más recomendable es la luz LED, por su eficiencia, ahorro y economía.
Para un gambario sin plantas será más que suficiente utilizar una lámpara o pantalla sencilla: deberá ser utilizada un máximo de 8 horas al día para evitar la aparición de algas perjudiciales.

Si estás pensando en iluminar un acuario gambario plantado, es mejor que instales una pantalla más avanzada, puesto que al haber plantas, éstas necesitan de unas condiciones especiales para crecer y poder realizar su proceso fotosintético. Existen pantallas LED especiales para acuarios plantados, que simulan a la perfección el espectro solar presente en este tipo de ecosistemas fluviales. Con un nivel de iluminación mayor estarás favoreciendo el desarrollo de Rotalas y otro tipo de tapizantes.
Las pantallas Blau Pico Lumina están más orientadas a nano acuarios, y las Blau Mini Lumina son algo más grandes, para acuarios de mayor tamaño. Cualquiera de ellas dependiendo de tu acuario te puede servir.

También puedes utilizar tubos T5 o focos de otro tipo de luz, pero ten en cuenta que, además de dar más calor, resultan más costosos de mantener.

 Detalle montaje de una pantalla Mini Lumina de Blau sobre acuario nano

 

 

Las mejores plantas para gambario: tapizantes, flotantes y musgos

Como ya hemos dicho, no es necesario incluir plantas en un acuario gambario, pero sí resulta una gran opción, teniendo en cuenta que la presencia de plantas naturales hace que éstas proporcionen oxígeno y eliminen el amoníaco y nitratos de forma natural, mejorando así la calidad de vida de las gambas y manteniendo equilibrados los parámetros del agua. Además, algunas de ellas, como el musgo, constituyen una fuente de alimentación y les permiten refugiarse.

Te recomendamos encarecidamente que añadas algo de musgo, ya que éste se convierte en un buen punto de floración para microbios y microorganismos que las gambas más pequeñas disfrutan como comida. No necesita de un gran mantenimiento. Existen unas pequeñas bolitas de musgo que vienen preparadas para gambarios.

Gamba posada sobre una bolita de musgo
Necesitarás también un aporte adicional de CO2 y fertilizantes, si utilizas plantas naturales de otro tipo.
Para ello, tenemos una completa guía de cómo inyectar CO2 en acuarios plantados que te será muy útil.
Si solamente tienes pensado añadir musgo, anubias o helechos, no es necesario inyectar CO2 o añadir fertilizantes. Además, necesitan un nivel de iluminación menor que el resto de plantas.
Sin embargo, si vas a colocar rotalas y plantas tapizantes, lo mejor será que instales una iluminación potente.

Otra opción muy buena es añadir plantas flotantes en el gambario, como la Limnobium laevigatum o la Salvinia minima.

Si no sabes qué plantas añadir, lo mejor será que comiences por aquelas de baja dificultad y vayas subiendo el nivel según vayas avanzando con tu nuevo gambario. En Aquaria hemos seleccionado las plantas acuáticas por grado de dificultad, para que puedas elegir más fácilmente.

Gamba Cristal Red disfrutando entre la flora del acuario plantado 

 

El ciclado del acuario gambario: puedes añadir un suplemento de oxígeno

Antes de añadir las gambas, el último paso es el ciclado del acuario. Puede llevar de 2 a 8 semanas, habiendo que testear los parámetros del agua cada 2 semanas.
Es en esta fase cuando debes introducir el termocalentador, poniéndolo a 22 – 29ºC para el proceso de ciclado. También enchufaremos la iluminación, dejándola puesta 8 horas cada día.
Este proceso de ciclado lo que hace es preparar el agua y dejarla en los parámetros idóneos para albergar vida.

Recuerda que, antes de añadir el agua al tanque, habrás de tratarla con anticloro. El agua corriente del grifo no se puede añadir como tal al acuario, porque contiene sustancias tóxicas como cloros y cloraminas y otros elementos perjudiciales para la vida en ella.

Para comprobar que el agua tiene todos sus componentes equilibrados, hay que realizar un test una vez terminado el ciclado.
Cuando ya tengas el gambario en funcionamiento diario, deberás testear cada vez que se haga cambio de agua, (lo recomendable es hacerlo cada dos semanas como mínimo).
Existen tests de agua dulce que pueden medir a dureza, carbonatos, nitratos, nitritos, etc.
Sobretodo es conveniente que te hagas con un test de cobre, ya que este elemento es el más perjudicial para la salud de las gambas.
Todos estos elementos han de estar en valores nulos, especialmente cobre, nitrito y amoníaco.
Si no quieres complicarte, lo mejor será que compres una garrafa de agua osmotizada, que es el tipo de agua más segura y equilibrada.

Para asegurar el proceso reproductivo y la muda de las gambas es conveniente añadir oxígeno, pero esto es una opción no prioritaria.

 Tipos de tests para agua dulce: test de nitrito y nitrato, test de cobre y test de carbonato

 

 

¿Qué gambas comprar para mi acuario? Aclimatación y tipos de gambas de agua dulce

Una vez que ya ha concluido el proceso de ciclado y comprobados los niveles de nitrito, nitrato, amoníaco y otros elementos en el agua, puedes comenzar a introducir tus gambas.
Antes de introducirlas, es conveniente que realices un proceso de aclimatación, es decir, no las incluyas de golpe al gambario. Lo mejor es que las metas en un cubo y realices el proceso de aclimatación por goteo: (tenemos una guía paso a paso de aclimatación por goteo para que puedas seguirla).
Una vez introducidas todas las gambas, controla su comportamiento y apaga la luz del acuario. Espera al menos unas 12 horas antes de alimentarlas.

Dependiendo del número de gambas que poseas, será necesario alimentarlas con mayor o menor frecuencia. Si son pocas, puedes alimentarlas cada 3 días. En grupos medianos y grandes, es mejor alimentarlas a diario.
Si tienes gambas jóvenes y adultas, lo mejor es que les des de comer cada dia. Esto asegura que no haya una batalla campal por la comida, y puedan comer todas, tanto grandes como pequeñas.

¿Qué comen las gambas? Es muy sencillo: puedes darles pellets a base de algas y otros nutrientes, pellets especiales para pequeñas gambas, o también algún tipo de comida vegetal.
Eso sí, si les echas de comer vegetales, ten en cuenta que deberás retirar cuanto antes los restos para que el agua no se ensucie con su descomposición.
Las gambas disfrutan mucho de las pequeñas pastillas o pellets especiales para invertebrados, poniéndose en grupo a devorarlas. Es todo un espectáculo.
También existen alimentos en forma de suplemento vitamínico.

Como hemos dicho al inicio de este post, los tipos de gambas que puedes añadir a tu nuevo gambario son principalmente tres: neocaridinas, caridinas y gambas de cristal.

Las más conocidas son las Neocaridinas, cuya variedad Etheropoda o Red Cherry fue la que provocó este auge de acuarios dedicados a gambas.
Las Caridinas y Paracaridinas son también muy queridas, debido sobretodo a la gama de colores llamativos que presentan.
Otra especie son las gambas de Sulawesi, una isla del sudeste asiático, que hacen recordar a los crustáceos de arrecife coralino.
Por último, puedes optar por las gambas filtradoras Atyopsis moluccensis, que son muy peculiares por su forma y carácter.

Aquí puedes ver algunas imágenes de algunas de estas variedades de gamba:

 Gamba Caridina multidentata

Gambas Caridinas de múltiples colores

Gamba Neocaridina sobre planta tapizante

Neocaridina yellow

 

¿No quieres complicarte? Hazte con un kit de acuario completo

Como lo lees. Existen kits completos con todo el equipamiento necesario para iniciarte en el cuidado de tus gambas. Si lo que quieres es empezar desde cero, lo mejor es comenzar por algo más económico. Y para ello están los completos kits de iniciación: con filtro, termocalentador e iluminación ya incluidos. Despreocúpate de calcular qué filtro necesitas para tu gambario o qué tipo de luz ponerle.

 

 

Ya está, esto es todo. A partir de ahora solo necesitarás mantener el gambario realizando cambios de agua parciales, comprobando siempre que el agua se encuentra en sus parámetros equilibrados, temperatura óptima, aliementando a tus pequeñas gambas y disfrutando de su colorido y simpático comportamiento.
Para todo lo demás, puedes consultarnos siempre que lo necesites. ¡¡¡Te guiaremos paso a paso para que no metas la gamba!!!