El dióxido de carbono es un elemento esencial en un acuario plantado. Te explicamos por qué, cómo medirlo y qué opciones hay en esta completa guía.

¿Para qué sirve el CO2 en acuarios plantados?


En todo acuario plantado, (también llamado de aquascaping), que se precie es fundamental la presencia de plantas saludables, que sean capaces de desarrollarse como en su hábitat natural.
Por este motivo es indispensable la presencia de dióxido de carbono en el acuario.
Esto se debe al proceso de fotosíntesis, esencial para la alimentación y crecimiento de las plantas acuáticas naturales: mediante la fotosíntesis, ellas utilizan la luz, agua y el CO2 contenido en el agua para convertir la energía lumínica que reciben en energía química que asimilan en forma de moléculas de carbohidrato, es decir, nutrientes para su vida. Hemos de tener en cuenta que las plantas de acuario utilizan la luz artificial de éste, y no la luz del sol. Es importante saber que, en caso de que el acuario esté en contacto con los rayos del sol, aparecerán algas, por lo que es conveniente tenerlo alejado de ellos y suministrar luz artificial. Para ello están las pantallas aptas para este cometido.
También es muy importante, junto con el aporte de CO2 y la luz, administrar fertilizantes.

 Plantas acuáticas naturales con burbujas de oxígeno

Con la presencia de plantas naturales en el acuario, los peces se sentirán menos estresados, más seguros y tranquilos al poder resguardarse y no estar tan expuestos a la vida exterior del acuario. Cuanta más cantidad de plantas tengamos, será necesario mayor aporte de CO2, ya que con el que exhalen los peces no será suficiente para todas ellas.

 

Tipos de CO2 para acuarios: ¿cómo se puede administrar?


Hay varias maneras de suministrar o liberar CO2 en un acuario. Se diferencian entre ellas principalmente por el coste, nivel de dificultad, eficiencia y mantenimiento:

:: CO2 presurizado
Consiste en utilizar una botella de CO2 presurizado con una válvula solenoide electrónica, que permita regular la entrada de CO2 al acuario solamente durante el día previniendo que el nivel de pH fluctúe por la noche.
Estas botellas suelen estar disponibles en un rango de 1 a 5 litros de capacidad, haciendo que sean muy útiles para gran variedad de acuarios.
La gran ventaja de este método es que es muy sencillo de montar y medir, y además combinado con la válvula solenoide nos evita sorpresas con el pH.
Sin embargo, hay que contar con que es el método que más dinero nos hará invertir inicialmente, y deberemos contar con que la botella necesitará ser rellenada sucesivamente.

Botella de CO2 de 2 kg


:: CO2 líquido
Se trata de productos como Seachem Excel y otros, que permiten administrar carbono orgánico en forma líquida. No suministran dióxido de carbono como tal , pero es una aproximación que puede utilizarse como sustitutivo, aunque no es lo más recomendable y resulta muy costoso a la larga, ya que no aporta el nivel de CO2 requerido por acuarios plantados grandes.
Solo es útil como aporte en nano acuarios en los que el CO2 no es una solución viable y que no necesitan de un nivel de aporte muy severo. O también para acuarios más grandes, para añadir otra dosis de CO2 además de la suministrada por otras vías.
Son productos que han de administrarse muy a menudo, por lo que es la opción quizá más costosa.
Envase de Seachem Flourish Excel de 100ml

:: Pastillas de CO2
Solo recomendables para nano acuarios en los que la inyección de CO2 no sea viable, este tipo de tabletas de CO2 o pastillas resultan poco eficientes para acuarios de mayor tamaño.
Es un producto de baja calidad que no suele tener gran éxito, dado que hay que administrarlo cada poco tiempo y a la larga resulta muy costoso.

:: CO2 por electrolisis
El CO2 es generado electrónicamente mediante un sistema que hace pasar electricidad a través de planchas de grafito introducidas en el acuario, produciendo dióxido de carbono a través de electrolisis. Esto se consigue gracias a un generador con un transformador que regula la intensidad de electricidad que pasa a través de las planchas en el agua.
Es un sistema que solo debe ser utilizado como última opción, ya que resulta costoso y no muy fiable.

En resumen, de todos los tipos de CO2 que podemos suministrar a nuestro acuario plantado, la mejor opción es sin duda el CO2 presurizado inyectado a través de botella y con válvula solenoide para poder regular su salida. El modo más económico para grandes y pequeños acuarios.

  

¿Cómo inyectar CO2 en mi acuario plantado?


Si tu acuario es de dimensiones grandes, o si se trata de un nano acuario, la mejor opción para aportar CO2 es la inyección como ya hemos dicho en el apartado anterior.
Actualmente, hay equipos completos dosificadores de CO2 que vienen con todo lo necesario para que no tengas que preocuparte de adquirir cada producto por separado y te ahorran unos cuantos euros. 
Estos equipos "todo en uno" de CO2 constan de fundamentalmente estos materiales:

1. El CO2 en botella presurizada: se comercializa en diferentes tamaños, así que necesitarás saber qué volumen de CO2 será suficiente según la capacidad de tu acuario. Lo más recomendable suele ser contar con una botella de tamaño mayor, que aunque resulta de primeras más cara, es más sencillo a la hora de recargarla y dura mucho más tiempo.

 

2. Un reductor de presión que regule la presión que sale de la botella de CO2. Estas botellas necesitan de un regulador que baje la presión con la que es suministrado el CO2 que sale de ellas, y que lo vaya administrando paulatinamente de forma equilibrada en el tiempo.
Es muy conveniente contar con un manoreductor que mida la cantidad de CO2 que es expulsado.

Manoreductor compacto con 2 relojes de Blau


3. Una válvula solenoide es muy necesaria, ya que es la encargada de cortar la salida de CO2 automáticamente. Esto es muy útil durante la noche, que es cuando las plantas naturales no realizan la fotosíntesis dada la ausencia de luz y por tanto no se necesita ese aporte de dióxido de carbono.
Realmente, puedes pausar la inyección de CO2 aproximadamente 1 hora antes de apagar las pantallas del acuario, porque todavía habrá una cantidad suficiente de CO2 restante en el agua.
Cuando tú no puedas cortar el CO2, ahí estará la válvula solenoide para hacerlo por ti.


4. Un contador de burbujas: parece simple, pero es muy necesario para medir cuánto CO2 está siendo inyectado en el acuario durante un período de tiempo determinado.
Concretamente, lo que este aparato mide es el número de burbujas por segundo que están entrando al tanque. A partir de esta medida, puedes controlar si el nivel de CO2 es el óptimo.
Los contadores de burbujas se suelen vender por separado.

Contador de burbujas en espiral


5. Un difusor de CO2 es uno de los elementos más importantes. Tal y como las burbujas de CO2 salen de la botella no resultarían efectivas, porque su tamaño sería demasiado grande y terminarían por flotar en lugar de mezclarse en el agua. Así que el difusor es el encargado de convertir esas grandes burbujas en diminutas burbujitas que se fundan fácilmente en el agua.

Difusor de CO2 en funcionamiento


6. Conductos o tubos de buena calidad. Asegúrate de que los tubos que utilizas son especiales, ya que los conductos utilizados para sistemas de aire normales no sirven.


7. Un indicador de CO2. Como accesorio aparte, y aunque no es totalmente necesario, un indicador de CO2 sirve de gran ayuda para medir la cantidad total de CO2 disuelto en agua.


 

Y ahora, ¿cómo instalo mi equipo de CO2?

Ya tienes todo lo necesario para inyectar CO2 en tu acuario.
Para poner en marcha tu sistema dosificador de CO2 necesitas instalarlo correctamente. Recuerda que esto es una guía, por lo tanto cada instalación dependerá de las características de cada acuario y condiciones. Siempre recomendamos que antes de implementar un nuevo sistema de CO2 consultes a nuestro equipo para que te asesore en cada paso. 
Aquí van unas cuantas pautas para montar tu equipo de CO2 paso a paso:

A. Utiliza una llave inglesa para conectar bien el regulador a la botella de CO2.

B. Engancha la válvula solenoide al regulador.

C. Utilizando el conducto o tubo especial para CO2, conecta la válvula solenoide al contador de burbujas.

D. Con otro tubo, conecta el contador de burbujas al difusor.

E. Sitúa el difusor dentro de tu acuario, cerca de la parte trasera del mismo.

F. Conecta la válvula solenoide y programa el temporizador para que el CO2 vaya suministrándose de manera precisa.

G. Cuando ya lo tengas todo conectado, abre la válvula de agujas del regulador de CO2 ligeramente antes de abrir la botella de CO2 para evitar que algunos componentes se dañen. Una vez hecho esto, ya puedes regular la válvula principal de la botella de CO2 para liberarlo.
Ahora debes abrir el regulador poco a poco hasta que veas las burbujas entrando hacia el contador de burbujas. Mediante la válvula, intenta regular la velocidad de inyección de CO2, tratando de que se liberen de 1 a 2 burbujas por segundo. Esto lo verás con ayuda del contador de burbujas. Ten cuidado al manejar la válvula, ya que es muy sensible a movimientos bruscos. Hazlo poco a poco y lentamente. Este paso es fundamental para poder regular perfectamente la cantidad de CO2 administrado.

Burbujas de CO2 en vista ampliada

H. Utilizando el indicador de CO2, tras haber transcurrido unas horas desde que pusiste en marcha el equipo, mide la cantidad de CO2 en el agua y haz los ajustes necesarios requeridos utilizando el regulador de CO2.
Ten en cuenta que el indicador no suele reaccionar hasta pasada la primera hora de funcionamiento, por lo que las indicaciones que nos da son de una hora anterior a la hora de consulta.
Una forma muy útil de saber si el CO2 está siendo inyectado en el agua o no es instalar un programador electrónico que controle la válvula solenoide. Así elegiremos a qué horas inyectar el CO2 y a qué horas pausar el sistema.

Ahora ya sabes por qué es tan importante un buen aporte de CO2, su regulación e inyección para un acuario plantado. La experiencia aquascaping depende en gran parte de este elemento, nutriente base de plantas naturales y que, como ves, es muy sencillo de implementar en el acuario gracias a los equipos de CO2 y productos auxiliares como el CO2 líquido o pastillas de CO2.

¿Te ha quedado alguna duda? ¿Pensando en montar tu primer acuario plantado? Consúltanos y te ayudamos. Tenemos todo lo necesario para principiantes y expertos. Todo es empezar.