Uno de los problemas más comunes en el mantenimiento de la salud de nuestro acuario es sin duda la aparición de la molesta y siempre antiestética cianobacteria: un tipo de alga de color marrón rojizo que los aficionados a la acuariofilia marina debemos mantener alejada de nuestro acuario. 

En ocasiones parece un problema difícil de solucionar, pero no te preocupes porque con estos sencillos consejos la cianobacteria no se atreverá a asomarse por tu acuario marino.

¿Qué es la cianobacteria? ¿Por qué tiene ese color tan desagradable?

Es un tipo de bacteria de color rojizo amarronado, que suele aparecer siempre en forma de pequeños grupos o parches por encima de las superficies de roca del acuario o sobre el sustrato.
Si no la tratamos adecuadamente, la cianobacteria va a terminar por extenderse formando una gruesa capa sobre toda la superficie del acuario. Es decir, tanto la superficie rocosa como toda la arena y sustrato terminarán cubiertos por un feo manto de color rojizo. De ahí deriva su popular nombre de "baba roja".

Plaga de cianobacteria sobre roca en acuario marinoDerechos de imagen: ReefHacks.com

También conocida como ciano, esta bacteria es un organismo fotosintético que, aunque típicamente tiene un color rojizo, también suele aparecer en otro tipo de acuarios tomando colores verdosos, morados o negros.
Aunque generalmente se le llama alga, este pequeño organismo tiene propiedades típicas tanto de algas como de bacterias, (por ello su denominación).
Individualmente, esta bacteria es invisible al ojo humano y, aunque son organismos formados por una única célula, no nacieron para moverse en soledad. Siempre tienden a unirse formando amplias colonias, y gracias a ello es por lo que podemos verlas en nuestro acuario, formando esas feas capas cubrientes.

Una vez que ya ha aparecido y se ha extendido, puede resultar muy difícil eliminarla por completo de nuestro acuario. Pero tranquilo, esto no significa que seas un pésimo acuarista, ni que sea imposible acabar con esta bacteria.

 

Plaga de cianobacteria presente en un lago de FinlandiaDerechos de imagen: National Geographic Society 

 

 

¿Qué causa la cianobacteria en mi acuario marino? ¿Por qué en mi acuario y no en otro?

Aunque las principales causas de la aparición de ciano provengan de las condiciones de luz y los nutrientes presentes en el acuario, hay otras muchas causas que podemos observar y tener en cuenta a la hora de evitar su proliferación. Vamos a estudiarlas:

  • Iluminación insuficiente del acuario: Si la temperatura de iluminación de las lámparas es menor de los 10000 ºK, puede contribuir al brote de la cianobacteria. Las lámparas HQI, tubos fluorescentes T5 o T8, y lámparas PL suelen perder su intensidad a lo largo del año, por lo que es muy conveniente sustituirlas por unas nuevas para que no pierdan su intensidad y sigamos teniendo el mismo espectro de luz. Si tu lámpara es de otro tipo de tecnología, como la LED, es igualmente recomendable comprobar que su intensidad de luz no decaiga con el tiempo, aunque suelen tener una durabilidad mayor.
  • Nivel alto de nutrientes orgánicos: Los organismos disueltos en el agua salada del acuario son uno de los mayores causantes de la proliferación de ciano. Ten cuidado con no sobrealimentar a tus peces, ya que estos nutrientes terminarán por quedar disueltos en el fondo marino y no harán más que ayudar a la aparición de esta bacteria. 
  • No utilizar el skimmer de forma eficiente también puede acarrear que el agua no se esté filtrando correctamente y, con ello, que el agua devuelta al circuito siga manteniendo esos organismos basura que no nos benefician en absoluto.
  • Añadir roca viva que no esté completamente curada puede ser un caldo de cultivo muy apetecible para la cianobacteria. Cuidado con ello.
  • ¿Con qué frecuencia cambias el agua? Hacer cambios de agua al menos una vez por semana ayuda a que ésta no acumule todo ese tipo de nutrientes que sirven de alimento para la ciano.
  • Tipo de agua utilizada: Emplear agua con gran cantidad de nitratos y fosfatos sin controlar es como darle la bienvenida con los brazos abiertos a la plaga de ciano.
  • Cuidado con el agua estancada: Hay que prestar especial atención a que el agua no permanezca demasiado estancada, o se mueva muy lentamente. En ese caso, y si además hay exceso de restos de nutrientes, puede suceder que se desarrolle una plaga.


¿Cómo eliminar la cianobacteria? 6 estrategias que dan resultado

Ya tenemos localizadas las causas más comunes de que esta bacteria aparezca. Ahora habremos de saber cómo combatirla, incluso en el caso de que ya se haya expandido por todo el acuario.
Estos consejos son además unas buenas pautas para evitar la aparición de ciano. Aunque siempre podemos ayudarnos con un aditivo especial para eliminar ciano, lo mejor es mantener unos hábitos de actuación y limpieza correctos:

  1. Presta especial atención a las condiciones de iluminación de tu acuario

    Como hemos explicado en el anterior apartado, conforme van pasando los meses, las lámparas, (en especial los tubos fluorescentes, HQI y PL), pierden eficiencia haciendo que decaiga el color de temperatura por debajo de los 10000 ºK. Al cambiar el espectro de luz que ofrece la lámpara, se favorece el desarrollo de estas perjudiciales bacterias.
    Para que puedas recordar cuándo cambiar las lámparas, te recomendamos que apuntes la fecha en que las instalaste. Puedes apuntarlo en la misma lámpara como recordatorio. Normalmente, la frecuencia de recambio de las lámparas suele ser de 1 año, dependiendo del modelo y el tipo de luz que se utilice. La luz LED suele tener una duración mayor.

    Acuario marino iluminado
  2. Realiza cambios de agua cada semana

    En el primer año de vida del acuario, un 10% del volumen de agua debe ser renovado cada semana. Esto permite eliminar los niveles de nitrato y fosfato presentes, así como restablecer los niveles de nutriente beneficiosos para el acuario. Pasado el año de vida del acuario, es conveniente hacer test de parámetros del agua, que nos orientará sobre cuándo realizar el cambio de agua oportuno.
    Si no tienes tiempo para hacer cambio de agua cada semana, también puedes hacer un cambio de agua cada dos o tres semanas, pero aumentando el % de volumen de agua renovada.

  3. Un buen mantenimiento del acuario es vital

    Bien es sabido que, si montamos dos acuarios al mismo tiempo, con el mismo tipo de materiales y condiciones, cada uno de ellos llevará un rumbo totalmente distinto y necesitará de unos cuidados diferentes.
    Presta especial atención a las necesidades de tu acuario y, si necesitas ayuda, puedes contactar con nuestro equipo Aquaria para que te asesoremos personalmente. Como profesionales de la acuariofilia, te ayudaremos además a estar al tanto de las novedades, mejoras y avances en productos para cuidar de tu acuario cada vez más fácilmente. 

  4. Utiliza agua osmotizada y desionizada

    Como también hemos mencionado anteriormente, la calidad del agua que estés utilizando puede ser la razón por la que tu acuario esté lleno de cianobacteria. Utilizar agua sin purificar significa que ésta ya viene de origen con un buen montón de nutrientes disueltos, como nitrato y fosfato. Si piensas que con añadir anticloro ya es suficiente, ¡piensa dos veces!
    Para tratar un brote de ciano activo y prevenir futuras apariciones, considera utilizar un sistema de ósmosis, que filtre y elimine los nutrientes presentes en el agua antes de introducirla en el acuario. Y lo más recomendable sería, además, contar con una última fase de filtrado, para dejar el agua completamente libre de silicatos, fosfatos y nitratos. Esto lo conseguirás conectando a tu sistema de ósmosis otro sistema rellenable, como es el Aquapur Junior de Aquatic Nature, perfecto para dejar el agua completamente pura.

    Sistema de ósmosis convencional
  5. Ataca las zonas de roca y otras superficies con un pequeño cepillo

    Mientras estés realizando el cambio de agua, puedes utilizar un pequeño cepillo, (puede ser un cepillo de dientes), para raspar y quitar los residuos de ciano que haya en las rocas y superficies. Debes asegurarte de eliminar los restos flotantes de baba roja que queden. Para deshacerte de los restos de bacteria más rápidamente, una vez los hayas cogido con el cepillo, acerca el cepillo hacia la boca de la manguera que estés usando para sifonar, y así ésta los succionará al instante.

  6. Ayúdate siempre de un buen aditivo que te ayude a eliminar la ciano a fondo

    ¿Tienes una plaga de ciano muy extensa? Utiliza un buen aditivo que elimine totalmente esta molesta bacteria.
    Uno de los mejores productos que hay actualmente es Cyano Remove de Aqua Connect, que sirve tanto para aplacar infecciones muy agudas de ciano, como para prevenirlo.
    Lo mejor de este eliminador de ciano es que no es nada perjudicial para los corales e invertebrados del acuario, puesto que no contiene ningún tipo de antibiótico.


Ten en cuenta que, aunque puede llegar a ser un proceso costoso, eliminar la cianobacteria es posible, pero requiere de paciencia y una buena rutina de mantenimiento y cuidados.
Esperamos que con estos consejos puedas combatir a la temible baba roja. No obstante, el equipo de Aquaria está siempre a tu disposición para ayudarte en estos y otros problemas. ¡¡No dudes en consultarnos!!

Ir a tienda online