¿Vas a meter peces o invertebrados en tu acuario y no sabes cuál es el mejor método para aclimatar tus nuevos inquilinos?

No te preocupes, nosotros despejamos todas tus dudas con estas simples instrucciones.

El propósito de la aclimatación es simple, el agua en la que embolsamos los peces o invertebrados puede tener parámetros de temperatura, pH, salinidad, etc., diferentes a los de tu acuario. Los peces, y especialmente los invertebrados y corales, son muy sensibles incluso a mínimos cambios en estos parámetros, por lo que realizar una aclimatación adecuada es clave para el bienestar de tus animales.

Vamos a explicarte dos métodos sencillos de aclimatación, pero es muy importante que entiendas que para realizar un proceso de aclimatación satisfactorio debe llevarse a cabo sin prisas. Es mejor dedicarle un poco de tiempo a la aclimatación para luego poder disfrutar del nuevo inquilino. Todos sabemos que cuando el nuevo amigo llega a casa tenemos muchas ganas de verlo dentro del acuario, pero es preferible tener un poco de paciencia.

El primero paso para cualquiera de los dos métodos va a ser apagar las luces durante el proceso de aclimatación. Sobretodo si la luz esta muy cerca de la bolsa, ya que puede calentarla rápidamente, además de estresar a los animales. Apagando la luz también evitamos estresar a los peces que ya tenemos en el acuario. 

Si es posible mantener apagada la luz incluso 4 horas después de la introducción, para que de este modo los animales recién llegados se aclimaten lo más tranquilamente posible.

1. Método de aclimatación de bolsa flotante

Este procedimiento es válido para peces de agua dulce, tanto fría como tropical, pero no lo aconsejamos para los peces de agua salada

Método de aclimatación de peces mediante bolsa

1. Pon a flotar la bolsa sin abrir en el acuario durante 15 minutos. En estos 15 minutos conseguimos equilibrar la temperatura del agua de la bolsa con la de nuestro acuario de forma progresiva, dejando así que los animales se acostumbren a la nueva temperatura. 

2. Después de estos 15 minutos, corta la bolsa por la parte superior y dale la vuelta hacia afuera, haciendo una bolsa de aire con el borde, de este modo la bolsa flotará en la superficie del acuario. 

3. Añade 1/2 vaso de agua del acuario a la bolsa de transporte y repite este paso cada 4-5 minutos hasta que la bolsa esté llena. 

4. Cuando la bolsa ya está llena, desecha la mitad del agua. No la vuelques en el acuario, es mejor que el agua en la que ha estado el pez no vuelva al acuario, así de paso haces un mini cambio de agua.  Vuelve a repetir el llenado de la bolsa con 1/2 vaso de agua cada 4-5 minutos hasta que esté llena otra vez.

5. Ahora ya es el momento de echar a los animales al acuario. Desecha el agua de la bolsa y con la ayuda de un salabre recoge los peces de la bolsa y deposítalos con cuidado en el acuario. ¡Disfruta de los nuevos habitantes!


2. Método de aclimatación por goteo

Recomendamos este método para los peces e invertebrados de agua marina y muy recomendable también para los peces de agua dulce. Este es el método de aclimatación que nosotros practicamos en la tienda cuando recepcionamos los animales.

Para realizar este método necesitas un cubo limpio y un tubo. Si se van a aclimatar peces e invertebrados es recomendable hacerlo en cubos separados, para que no se estresen entre ellos.

Aclimatación de peces por el método del goteo1. Pon a flotar la bolsa sin abrir en el acuario durante 15 minutos. En estos 15 minutos conseguimos equilibrar la temperatura del agua de la bolsa con la de nuestro acuario de forma progresiva, dejando así que los animales se acostumbren a la nueva temperatura. 

2. Vacía cuidadosamente el contenido de las bolsas con el agua incluida en los cubos. Cuidado de no exponer a los invertebrados sensibles al aire, los puedes dejar dentro de la bolsa abierta, esto te servirá para poder pasarlos al acuario al terminar la aclimatación. Los animales deben quedar totalmente sumergidos en agua dentro del cubo. Si el agua de la bolsa no es suficiente para esto, inclina el cubo a 45 grados para conseguir que queden completamente sumergidos. Puede que necesites un apoyo o una cuña para ayudar a sostener el cubo en esta posición hasta que haya suficiente líquido en el cubo para volver a colocarlo en una posición nivelada.

3. Ahora necesitas un tubo atoxico para empezar a realizar el goteo. Para regular el flujo de agua y controlar el goteo lo mejor y más fácil es utilizar una válvula de aire en el extremo que va al cubo. Otra opción es atar un nudo en forma de 8 para estrangular el paso y regular así el flujo del agua. Introduce un extremo en el acuario y aspira por el otro extremo para cebar el tubo. Cuando el agua comienza a fluir por la tubería es el momento de ajustar el goteo (apretando uno de los nudos o ajustando la válvula de control) a una velocidad de 2-4 goteos por segundo. 


4. El proceso de goteo debe durar una hora aproximadamente, si el cubo se ha llenado, simplemente desecha el agua sobrante y sigue con el proceso hasta completar la hora. Reiteramos que hay que tener paciencia con el proceso de aclimatación, no tengas prisa, para disfrutar de su compañía durante mucho tiempo, merece la pena invertir en la aclimatación. En el caso de agua salada puedes comprobar rápidamente la salinidad de tu acuario y la del cubo, si son distintas, sigue con el goteo hasta que se igualen. 

5. Ahora ya puedes pasar los animales al acuario. Recuerda que hay invertebrados como las esponjas y gorgonias o las tridancas que no deben quedar expuestos al aire. Sácalos con cuidado del cubo de goteo con la bolsa, asegurándote de que están completamente cubiertos de agua. Sumerge la bolsa bajo el agua en el acuario y retira suavemente el animal de la bolsa. Para evitar dañar los corales, evita tocar la parte carnosa e introdúcelos desde la roca. A continuación, cierra la bolsa bajo el agua girando la abertura y retírala del acuario. Deseche la bolsa con el agua incluida. Se escapará una pequeña cantidad de agua diluida al acuario, no pasa nada es normal. ¡Ahora ya toca disfrutar de tus nuevos inquilinos!

Si todavía tienes alguna consulta sobre como realizar una buena aclimatación cuando recibas tus animales, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.